FANDOM


Entradas principales Editar

Academia GrissomEditar

Academia Grissom códice
La Academia Jon Grissom, fundada en 2176, es el principal centro de enseñanza de la Alianza para jóvenes bióticos humanos. La institución se encuentra situada en una estación espacial en la órbita de la colonia humana de Elysium. Su programa principal, el proyecto Ascensión, se ha diseñado para adiestrar y supervisar a jóvenes bióticos y ayudarles a integrarse en la sociedad una vez graduados. A diferencia de la anterior encarnación del proyecto (Moderación y Adaptación de Bióticos, o MYAB), la naturaleza de este programa no es exclusivamente militar.

En la academia también trabaja personal científico (incluida la doctora Kahlee Sanders) para desarrollar sistemas de inteligencia sintética y amplificadores bióticos como los nuevos implantes L-4.


PalavenEditar

Cuando los turianos fueron presentados en la comunidad galáctica, una diplomática asari describió su planeta natal, Palaven, como "un mundo plateado de fortalezas y fuego". Dado que el débil campo magnético de Palaven ofrece una protección escasa contra su sol, gran parte de la fauna del planeta ha desarrollado caparazones metálicos para protegerse de las radiaciones solares. Sus formas de vida fotosintéticas son igual de impresionantes, pues pueden detener sus procesos metabólicos más vulnerables durante las horas en que brilla el sol y regenerar daños celulares por la noche.

Las ostentosas fortificaciones de las ciudades turianas reflejan su carácter marcial, pero, desde que se unieron a la comunidad galáctica, sus conflictos internos se han convertido en cuestiones de honor con muy pocas bajas entre los no combatientes. Estas fortificaciones urbanas demostraron no ser rival para los segadores durante el agresivo bombardeo que lanzaron sobre Palaven.


RannochEditar

El planeta Rannoch, un mundo árido que gira alrededor de una vieja estrella en el sistema de Tikkun, es el antiguo mundo natal de los quarianos. Hace casi trescientos años, fueron expulsados de Rannoch por los geth, sirvientes sintéticos que desarrollaron consciencia propia y se rebelaron contra sus creadores. Aunque en la actualidad Rannoch está casi despoblado, los geth han cuidado de él restaurando su ecología, reconstruyendo las estructuras más antiguas y cultivando tierras de labranza.

Rannoch carece de insectos; a consecuencia de ello, sus plantas han evolucionado de tal modo que dependen de otros animales para la polinización. Esta simbiosis de flora y fauna es la culpable del deficiente sistema inmunitario de los quarianos, un obstáculo casi insalvable para la colonización de otros planetas a raíz de su exilio de Rannoch. Para muchos quarianos, recuperar su mundo natal de manos de los geth es una necesidad tan cultural como fisiológica.


GellixEditar

Gellix, el segundo planeta del sistema Arrae, es un mundo montañoso y helado apenas habitable.

Fue utilizado como colonia penal tras su descubrimiento en el año 2161, pero sus prisiones se clausuraron en 2179 después de registrar los peores índices de seguridad de toda la Alianza de Sistemas. Hay demandas que todavía circulan por los tribunales.

Poco después del cierre de las penitenciarías, varias corporaciones intergalácticas establecieron minas, depósitos de suministros y otras instalaciones en el planeta.


LesussEditar

Lesuss es un planeta corriente, alejado de las rutas de comercio más transitadas y habitado únicamente por una pequeña colonia asari. Su principal característica es un monasterio que alberga una numerosa población de asari con genes activos o latentes de Ardat-Yakshi, un trastorno que provoca la muerte de todo el que copule con las asari afectadas. Aunque algunas de las colonas se han exiliado en Lesuss por voluntad propia, muchas fueron enviadas por sus familias para proteger a la sociedad de su mortífera dolencia.

El monasterio pone especial énfasis en el sacrificio por el bien de la comunidad. Las portadoras latentes del Ardat-Yakshi, así como las activas que demuestran un alto grado de control sobre su estado, pueden recibir un permiso especial para volver a integrarse en la sociedad asari tras vivir un tiempo prudencial en Lesuss. Las Ardat-Yakshi activas cuyo perfil psicológico muestra una capacidad nula para la empatía o la reeducación quedan confinadas al monasterio de por vida.


Sur'KeshEditar

Sur'Kesh es el mundo natal de los salarianos, un planeta de exuberante flora y clima húmedo en el que se alternan inmensos océanos y grandes extensiones de tierra cubiertas por la vegetación. Al igual que las selvas que antaño cubrían la Tierra, los abundantes bosques de Sur'Kesh gozan de una rica diversidad biológica. El interés salariano por los estímulos intelectuales los llevó hace mucho tiempo a explorar todos los aspectos de su entorno y a idear métodos que les permitieran desarrollarse sin consecuencias perjudiciales para su hábitat.

Las zonas próximas a las grandes ciudades y núcleos industriales se conservan con mucho celo, procurando que la luz del sol llegue siempre al nivel del suelo y despejando rutas de tránsito a través de la jungla.

La quemaria, una hierba muy adaptable y oriunda de Sur'Kesh que se utiliza para enriquecer la tierra, es una de sus principales exportaciones debido a su gran utilidad para la terraformación.


ThessiaEditar

Thessia, el planeta natal de las asari, es el centro de la mayor actividad económica de la Vía Láctea. Sus reservas planetarias de elemento cero son tan abundantes que afectan a su precio en toda la galaxia. Dado que los seres vivos de Thessia han evolucionado en un entorno rico en eezo, en este planeta tienen cabida una plétora de especies con grandes aptitudes bióticas y una elevada resistencia al eezo. Pese al férreo control ejercido sobre la entrada y salida del planeta, el contrabando es un problema persistente.

Thessia carece de un gobierno centralizado; en vez de eso está gobernado por distintas repúblicas, y aunque cada una de ellas posee su propio y formidable ejército, son célebres por no haberse visto implicadas en ninguna guerra interna o externa desde hace mucho. Las asari son conocidas por su supremacía cultural y política, y destacan por sus labores diplomáticas. Poseen una fuerte presencia política tanto en la Ciudadela como en el resto de la galaxia; sin embargo, la misma estructura política descentralizada de su mundo natal hace que no estén preparadas para el conflicto actual.


TuchankaEditar

Mass Effect 2Editar

Codex Tuchanka
En el mundo de origen krogan se dan temperaturas extremas, hay virulentas enfermedades y vive fauna salvaje y depredadora. Aproximadamente en el 1900 AEC, los krogan descubrieron la energía nuclear y no tardaron en instigar varias guerras intraplanetarias que sumieron a Tuchanka en el invierno nuclear. Una vez destruida la mayor parte de su base industrial, los krogan entraron en una nueva edad oscura dominada por los grupos tribales guerreros. La población se mantuvo bajo mínimos durante los siguientes dos mil años.

El primer contacto con los salarianos hizo posible su resurgimiento. Los krogan que acabaron en planetas menos hostiles se reprodujeron exponencialmente y volvieron para reconquistar su hogar. Construyeron gigantescos refugios subterráneos para resguardarse de la radiación superficial, una maniobra que resultó profética durante la Rebelión Krogan, cuando muchos de ellos se aislaron en un vano intento de evitar la genofagia. Convencidos de que podían reproducirse más deprisa que la genofagia, la transmitieron a más del noventa por ciento de los búnkeres aislados. En la actualidad, la población de Tuchanka es muy escasa y, aunque algunos krogan son longevos, la genofagia hace que haya pocos sustitutos.


Mass Effect 3Editar

Codex Tuchanka (ME3)
Tuchanka, el mundo natal de los krogan, adolece de temperaturas extremas, enfermedades virulentas y una fauna dominada por numerosos depredadores. Alrededor de 1900 AEC, los krogan inventaron las armas atómicas y no tardaron en sumir a su planeta en un invierno nuclear. La mayor parte de la población se recluyó en refugios subterráneos, y la cultura krogan entró en una era oscura dominada por clanes tribales.

En 80 EC, décadas después del estallido de la Guerra Rachni, la Unión Salariana tuvo un primer contacto con los primitivos krogan e iniciaron una "renovación cultural" para convertirlos en un ejército moderno capaz de enfrentarse a los rachni. Durante esta renovación, los salarianos erigieron el Velo en Tuchanka para proteger el planeta de las radiaciones solares más perjudiciales. Más tarde, durante la Rebelión Krogan, se valieron de la genofagia para reducir la tasa de reproducción de los krogan, evitando así que su especie se propagase y reduciendo Tuchanka a un páramo baldío.


Mundos inexploradosEditar

En la galaxia hay entre doscientos mil y cuatrocientos mil millones de estrellas. De todas ellas, apenas se ha visitado o explorado el 1%.

Las primeras fases de la expansión de la humanidad en el Través Aticano fueron poco menos que al azar, ya que era una raza desesperada por reclamar planetas habitables donde fuera económicamente viable establecer poblaciones. En esta vorágine de reclamaciones de tierra se ignoraron miles de mundos menos hospitalarios, pero potencialmente ricos en recursos industriales. Hay sistemas solares enteros con riquezas aún por descubrir, que esperan a que lleguen equipos de exploración corporativos o grupos de pioneros que los exploten.

Pero esto no es tarea fácil. Además de los peligros del entorno, el hecho de que los mundos inexplorados se suelan ignorar los hace ideales para el establecimiento de bases de criminales, revolucionarios, sectas y demás grupos que deseen pasar desapercibidos en la sociedad galáctica.


Entradas secundarias Editar

OntaromEditar

Hace dieciséis años, la Alianza de Sistemas fundó su primera base de transmisiones en Ontarom, desafiando las perturbaciones de las mareas y tormentas eléctricas que azotan regularmente el planeta. Desde entonces, la base ha crecido hasta convertirse en un centro de comunicaciones de vital importancia para la Alianza.

La unidad planetaria se conserva gracias al comercio entre la base y las colonias humanas más próximas. La Alianza también entrena y contrata colonos para el mantenimiento de los comunicadores cuánticos, lo que contribuye a fortalecer el vínculo que une a los lugareños con las fuerzas militares que operan el centro de comunicaciones.

Aunque la mayoría de los comunicadores son de uso exclusivamente militar, una coalición de empresas de Ontarom ha iniciado la construcción de un centro de transmisiones para civiles. Desde que el comandante local de la Alianza les ofreciera la ayuda de sus expertos en tecnología, Ontarom se ha convertido en un símbolo de la cooperación entre civiles y militares.


SanctumEditar

Sanctum es conocido por las gélidas tormentas de hielo que azotan sus polos y las zonas templadas, dejando solo una estrecha franja de tierra habitable en el ecuador. Debido a esas inclementes condiciones de vida, Sanctum solo atrae a los individuos más curtidos y recios, desde mineros a hombres de empresa pasando por mercenarios. La minería o "perforación de hielo", que se puede realizar en cualquier parte, salvo en el ecuador, es la espina dorsal de la economía de Sanctum. El planeta es rico en depósitos de platino, paladio y boro; este último se utiliza en el planeta para fabricar semiconductores.

Las facciones corporativas de Sanctum han descubierto la implicación de Cerberus en la economía del planeta. Los agentes del servicio de información de la Alianza de Sistemas infiltrados en las corporaciones están instando discretamente a las empresas a enfrentarse a Cerberus directamente, pero hasta el momento, las pugnas financieras han impedido que las compañías más importantes de Sanctum actúen contra el Hombre Ilusorio.


BenningEditar

Benning solía ser una próspera colonia humana, pero los segadores han capturado gran parte de la población para procesarla. Todavía quedan algunos núcleos de resistencia civil que se oponen a los segadores, y se han emprendido varias operaciones de rescate. Una "radio de la resistencia" establecida durante los primeros días del ataque continúa transmitiendo a día de hoy, alentando a los supervivientes para que se organicen y compartiendo rumores sobre refugios seguros. Por desgracia, algunos de estos rumores acaban en emboscadas, lo que exacerba la desesperación de los pocos que siguen siendo libres.

Los sistemas agrícolas automatizados de Benning no han dejado de funcionar durante toda esta debacle, lo que ha generado una cantidad de alimento sin precedentes que se guarda en los silos y almacenes del planeta.


CyoneEditar

Cyone, un mundo fortaleza amparado por varias matriarcas asari, ha comenzado a suministrar combustible a las tropas de la Alianza de Sistemas con la esperanza de que una coalición entre humanos y asari logre impedir que los segadores se hagan con el planeta. A tal fin, las fuerzas de la Alianza han establecido varios puestos de avanzada en todo el sistema.

Los humanos y las asari cuentan con la ayuda de un pequeño destacamento turiano procedente de la milicia privada de un conglomerado corporativo con intereses comerciales en Cyone. Las tres especies están tan involucradas en la defensa de Cyone que apenas se han producido problemas de integración.

La coalición de razas ya ha repelido varios ataques de los segadores, aunque los comandantes se muestran preocupados ante la posibilidad de que varias unidades enemigas de menor tamaño hayan logrado pasar desapercibidas entre sus defensas.


Progreso de la LibertadEditar

La colonia Progreso de la Libertad era el típico asentamiento de la Alianza, pero a raíz de su aislamiento total y de su aparente destrucción, atrae la ansiedad y el miedo de la comunidad galáctica humana.

El corte de las comunicaciones se produjo después del refuerzo del pequeño contingente militar de la colonia (dotado de mecas y drones de seguridad) con potentes torretas de láseres GARDIAN. Los colonos se quejaron de los excesos en el presupuesto, de los retrasos, del ruido y del daño causado al medio ambiente. También temían que sus vecinos consideraran que el sistema defensivo fuera una provocación. Dichos miedos tal vez fueran fundados. Las autoridades siguen sin explicar el corte de las comunicaciones y alimentan los rumores de epidemias, desastres naturales o un suicidio en masa sectario.

Ubicada en una zona sin importancia estratégica, la colonia Progreso de la Libertad ofrecía a sus residentes espectaculares arco iris, frondosos pantanos y un asentamiento agrícola y turístico a la altura de cualquier otra colonia de la Alianza.


OmegaEditar

En origen un asteroide rico en elemento cero, Omega fue explotado un tiempo por los proteanos, que acabaron abandonándolo por su dura e impenetrable corteza. Miles de años después, la naturaleza consiguió lo que los proteanos no lograron: una colisión con otro asteroide partió Omega por la mitad y permitió que el elemento cero quedase expuesto para ser extraído fácilmente.

La fiebre minera se apoderó de empresas y particulares que acudieron a Omega para hacerse ricos, seguidos de cerca por ladrones y proscritos. Cuando empezó a escasear el espacio, comenzó la construcción vertical de plantas de procesamiento, lo que da a Omega un perfil similar al de una medusa. Para evitar colisiones futuras, la estación cuenta con enormes generadores de campos de efecto de masa que desvían los demás asteroides.

En la actualidad, Omega se ha convertido en un centro neurálgico de tráfico de narcóticos, armas y eezo sin el menor atisbo de gobierno civil o de control militar. Solo los grupos mercenarios han conseguido mantener cierto orden; el más despiadado es una organización asari regida por la célebre Aria T'Loak.


El Velo de PerseoEditar

Destacado por su belleza natural y por su peligrosidad, el Velo de Perseo, una nebulosa púrpura y dorada, forma la frontera natural entre el espacio geth y los Sistemas de Terminus.

La opacidad total del Velo impide que el servicio de espionaje del Consejo controle la actividad geth. Teóricamente, los geth podrían estar preparando un ataque devastador contra el que el Consejo estaría indefenso, o los geth podrían haberse extinguido, con lo que el presupuesto de defensa asignado a controlarlos solo serviría para provocar la ruina económica de la Alianza.

Pese al miedo a los geth, hay exploradores que suelen adentrarse en el Velo en busca de recursos. Una de estas misiones acabó en tragedia. Por medio del dominio tecnomental, los geth atrajeron al equipo al Velo antes de devolverlos como cascarones a la sociedad orgánica de la que salieron.

Un informe confidencial filtrado de un espectro afirma que el acorazado Soberano, al mando del ex espectro Saren Arterius y tripulado por geth, se escondía cerca del Velo antes de iniciar el ataque de 2183 sobre la Ciudadela.


AeiaEditar

Los humanos detectaron que Aeia era un planeta similar a la Tierra gracias a la telemetría en 2165. Después de que las sondas indicaran la presencia de vegetación exuberante, mucha agua dulce y aire respirable, la Alianza consideró que el planeta era un mundo jardín prioritario para la colonización. Al mando del capitán Ronald Taylor, la tripulación de la nave de exploración de la Alianza Hugo Gernsback aterrizó en el planeta selvático en 2173. Poco después, las transmisiones de la nave se interrumpieron sin explicación. Aunque se desconoce la suerte exacta de los mandos y tripulantes de la Hugo Gernsback, se les da por muertos en combate y se cree que la nave ha sido destruida. [1]

FerosEditar

Feros, un mundo del Cúmulo Beta Aticano, tiene dos terceras partes de su superficie habitable cubiertas por las ruinas de una gran megalópolis proteana en ruinas. En los milenios que siguieron a la extinción proteana, las ruinas han sufrido una y otra vez la acción de los saqueadores.

Las posibilidades de colonización de Feros eran escasas, debido al poco espacio que queda para la agricultura. Las únicas fuentes importantes de agua potable están en los polos y la única forma de explotarlas es mediante los sistemas de acueductos proteanos en mal estado. Las ciudades muertas, aunque en buenas condiciones si tenemos en cuenta su antigüedad, tienen una estabilidad discutible. El nivel del suelo está cubierto por decenas de metros de restos y escombros, mientras que el aire está cubierto de polvo.

Aún así, en 2178 la corporación humana ExoGeni anunció su intención de fundar una colonia permanente en Feros, con la intención de explorar las ruinas de manera concienzuda. Los pioneros se establecieron en los niveles superiores de varios rascacielos intactos, y aprovecharon los acueductos proteanos y los jardines hidropónicos de los techos para dar abastecimiento a la población.


HaestromEditar

Antes de la Rebelión Geth de hace 300 años, los quarianos colonizaron Haestrom para estudiar la misteriosa inestabilidad de su sol, que amenazaba con convertirse prematuramente en una gigante roja.

Como puesto científico de mínimo valor militar, Haestrom no estaba preparada para rechazar a las fuerzas geth durante la insurrección y no tardó en caer bajo su control.

Los datos planetarios interceptados a los geth capturados indican que, pese a sufrir daños durante la guerra, la arquitectura de Haestrom se conserva como hace 300 años y preserva un estilo quariano que ya no existe en ningún otro rincón de la galaxia.

Como el sol de Haestrom ha arrasado la magnetosfera protectora del planeta, los humanos que cometen la imprudencia de adentrarse en el planeta controlado por los geth deben tomar muchas precauciones. Unos minutos de exposición a la radiación sobrecargan los escudos, y unas horas matan. Además, la energía solar imposibilita las comunicaciones entre la superficie y la órbita.


IlliumEditar

Illium, un próspero centro regional y comercial asari, es tristemente famoso por sus prácticas laborales abusivas y por la legalización de casi todo, salvo el asesinato. Por ello, Illium es el centro de producción ideal de armas y medicamentos que serían ilegales casi en cualquier otro lugar, y la servidumbre obligatoria hace que estas actividades sean más lucrativas. Entre los fabricantes de fármacos relacionados con la biótica está la corporación Dantius, una estrella en ciernes del comercio galáctico.

Pese a los peligros de sus productos, a Illium se lo conoce por el glamour, el lujo y el nivel de seguridad (proporcionada por una vigilancia prácticamente absoluta), lo que lo convierte en un destino turístico ideal. Innumerables famosos tienen mansiones palaciegas en Illium y su capital, Nos Astra. En Illium, el único obstáculo para los negocios es su compleja burocracia, tolerada únicamente por la seguridad que ofrece.

Pese al carácter de su economía, los presuntuosos medios de Illium exaltan su sociedad con la arrogancia de los nuevos ricos y disfrutan elaborando listas de los consejeros delegados más guapos o de los diez residentes más ricos.


IlosEditar

Como en el caso de la antigua ciudad humana de Troya, Ilos es un mundo que no se conoce por fuentes de primera mano. Se han encontrado referencias en diferentes ruinas proteanas, pero parece poco probable que pueda llegar a estudiarse de manera directa.

Ilos está en una zona remota de los Sistemas de Terminus y solo se puede acceder a él mediante el legendario relé de Mu, que hace 4.000 años fue desplazado por una supernova y se perdió. Desde entonces, no se ha podido acceder a Ilos y su cúmulo.

De vez en cuando, alguna universidad organiza una expedición para abrir una ruta hasta Ilos mediante motores MRL convencionales. Estas expediciones no han llegado a pasar de las fases preliminares de planificación, ya que tanto la distancia como los peligros son elevados. El viaje supondría años o décadas y habría que pasar por los hostiles Sistemas de Terminus y por docenas de mundos sin explorar.


KorlusEditar

Conocido como el cementerio de naves espaciales, Korlus fue un desguace regional tóxico durante siglos. Las naves que estaban al borde de la "muerte" por conectase a relés de masa eran enviadas a Korlus, se las despojaba de todo componente útil y se las arrojaba al planeta para despegar las rutas comerciales.

En la actualidad, Korlus alberga a numerosas facciones mercenarias como los Soles Azules, y se rumorea que utilizan restos de naves derribadas para probar municiones avanzadas. Gigantescas baterías amenazan a todo el que intente aterrizar, aunque apenas hay defensas contra los ataques terrestres.

Como el vulcanismo de antaño provocó el efecto invernadero sobre el planeta, la temperatura de Korlus era demasiado elevada y había demasiado CO2 para que se desarrollara una biosfera, pese a los abundantes lagos que podrían haber facilitado el desarrollo de la vida.

Lo bastante frío como para vivir protegido en su superficie, pero lo bastante abrasador como para alojar poco más que extremófilos y mercenarios que buscan discreción, Korlus cuenta con varios puestos de avanzada krogan. Los krogan han introducido los resistentes varren en Korlus y los emplean como perros de guerra. Los varren se alimentan de alimañas geófagas o se dedican al canibalismo.


NoveriaEditar

Noveria es un mundo frío y rocoso, con la mayor parte de la hidrosfera solidificada en forma de enormes glaciares. Es un mundo colonial privado, propiedad de Noveria Development Corporation. La NDC está compuesta a partir de capitales procedentes de dos docenas de firmas de desarrollo de alta tecnología y la administra una junta directiva que defiende sus intereses.

Los inversores construyeron laboratorios de seguridad en lugares aislados de toda la superficie de Noveria. Se trata de instalaciones que se usan para investigaciones demasiado peligrosas o polémicas como para hacerlas en otro lado. Como Noveria no es técnicamente parte del Espacio de la Ciudadela, no está sujeta a las leyes del Consejo.

Gracias a un acuerdo especial, los agentes de Tácticas Especiales y Reconocimiento de la Ciudadela tienen privilegios de extraterritorialidad, aunque aún no se ha comprobado la voluntad de la junta directiva por respetar ese principio. Debido a su situación excepcional, es comprensible que se suela implicar a Noveria en todo tipo de extrañas teorías conspiratorias.


PragiaEditar

Asfixiado por la hipertrofia de las especies vegetales alóctonas, Pragia sirve de recordatorio del control que hay que ejercer durante la colonización.

Hace dos siglos, las empresas agrícolas batarianas eligieron el deshabitado planeta Pragus como granero de su imperio. Las autoridades coloniales introdujeron plantas mutadas alóctonas que arraigaron en el fértil suelo volcánico del planeta. Aprovechándose de las condiciones geotérmicas naturales y de los microbios quimiotrópicos de Pragia, las especies importadas no tardaron en convertirse en una pesadilla. Surgieron cepas mutantes de plantas venenosas e incluso carnívoras, que crecieron por doquier en días en lugar de años e hicieron que los batarianos abandonasen sus posesiones. Como la escasa fauna del planeta no basta para controlar el desarrollo vegetal, los ecólogos de la Alianza predicen que el suelo se agotará dentro de 400 años.

A causa de su relativo aislamiento y de la falta de población, Pragia se ha convertido en un paraíso para traficantes de drogas, contrabandistas de armas, piratas, mercenarios, terroristas y espías que buscan discreción.


RakhanaEditar

En Rakhana, el mundo de origen drell, bullía la vida y sus áridas llanuras eran el hábitat de espectaculares análogos de reptiles e insectos. Pero los drell iniciaron una temprana industrialización, y no se percataron del daño que estaban causando al medio ambiente hasta que fue demasiado tarde. El suelo dejó de ser fértil y los mares se volvieron demasiado ácidos para albergar vida. Los drell estaban al borde de la hecatombe en 2025 EC.

Fue entonces cuando los hanar intervinieron y organizaron una operación de rescate a gran escala para llevar a los drell al mundo de origen hanar, Kahje. Mientras se libraban guerras por los recursos que quedaban en Rakhana y miles de millones empezaban a morir, unos 375.000 drell huyeron en el éxodo. Para pagar su deuda, los drell llegaron a un acuerdo con los hanar. El llamado Pacto indica que los drell ayudarían a los hanar con tareas que estos últimos no pueden realizar físicamente. Hoy, los hanar de alto rango no suelen separarse de sus ayudantes drell.


VirmireEditar

Virmire es un mundo frondoso de la frontera del Través Aticano. Sus grandes mares y una posición orbital en la parte interna de la zona en que se puede desarrollar vida, hace que se haya creado una ancha banda ecuatorial de terreno húmedo y tropical. Lo único que ha impedido su colonización es la inestabilidad política de la zona.

Son muchas las ocasiones en las que la Ciudadela ha abierto negociaciones con las diferentes bandas criminales y los pequeños dictadores de los cercanos Sistemas de Terminus, para llegar a un acuerdo sobre la colonización de Virmire. Pero éstas siempre acaban fracasando cuando se producen los inevitables cambios de poder en el mundo criminal. La Ciudadela finalmente ha descartado la colonización de Virmire, pues la considera imposible hasta que no se produzca un cambio claro en la situación política.

Tampoco se espera que los pequeños dictadores de Terminus se asienten en Virmire. La mayoría carecen de los recursos necesarios para mantener un asentamiento en un mundo virgen, así que les es más rentable robar a sus vecinos que construir algo por sí mismos.


Sistemas de TerminusEditar

Los Sistemas de Terminus están en el extremo más alejado del Través Aticano, más allá del espacio administrado por el Consejo de la Ciudadela o reclamado por la Alianza de Sistemas humana. Están habitados por una confederación no oficial de especies menores, cuyo único elemento en común es que se niegan a reconocer la autoridad política del Consejo y no aceptan las Convenciones de la Ciudadela.

Pero su independencia tiene un precio: Terminus está en un estado conflictivo casi permanente. La guerra entre las diferentes especies es algo habitual y los gobiernos y los dictadores no hacen más que alzarse y caer. La región es un paraíso para todo tipo de actividades ilegales, sobre todo la piratería y el tráfico de esclavos.

Al menos una vez al año, una flota de Terminus invade el cercano Través Aticano. Estos ataques suelen ser pequeñas incursiones contra colonias mal defendidas. El Consejo no suele castigar estas actuaciones, ya que enviar patrullas hacia los Sistemas de Terminus podría servir para unificar a las diferentes especies contra el enemigo común, lo que supondría una guerra larga y costosa.


La Flota NómadaEditar

La Flotilla, o Flota Nómada, es una flota de unas cincuenta mil naves que alberga a unos 17 millones de quarianos. La flota, la mayor reunión de naves espaciales de la galaxia, es tan numerosa que tardan días en atravesar un relé de masa.

Las naves se reparan, sustituyen y mejoran constantemente para alojar con comodidad a tantos quarianos como sea posible. Por lo general, cada nave desempeña un papel en la flota, desde las gigantescas naves agrícolas a las blindadas naves laboratorio, pasando por los cargueros modificados que reciben el nombre de naves hogar y que albergan a los niños, padres jóvenes y educadores quarianos. Los trabajadores quarianos suelen vivir en la nave en que trabajan, ya que el transporte entre naves inmoviliza recursos con procedimientos de atraque innecesarios.

Aun dentro de la Flotilla, los quarianos de las naves siempre llevan sus trajes protectores. En raras ocasiones, los quarianos se reúnen en "naves limpias" con fines específicos, como reproducirse o acudir al médico. Cuando esto sucede, se quitan los trajes y asumen que se pasarán unos cuantos días sufriendo reacciones alérgicas o superando infecciones mientras sus sistemas inmunes se acostumbran a la presencia de los demás.


Estaciones: Estación ArturoEditar

La Estación Arturo es el portal que va a dar al Sol. Se trata de una estación espacial diseñada según el "toro de Stanford", de 5 kilómetros de diámetro, que está en un punto de Lagrange del gigante gaseoso Themis. Su construcción comenzó en 2151 y concluyó en 2162. Se inauguró en 2156 y ha servido como cuartel general político y militar de la Alianza de Sistemas, desde la Guerra del Primer Contacto hasta la actualidad.

Cuando la humanidad activó el relé de masa de Caronte, en 2149, éste llevaba hasta Arturo, a 36 años luz del Sol de la Tierra. Arturo es la tercera estrella más brillante que se puede ver desde la Tierra, una antigua gigante roja y una generación más vieja que el Sol. Sus mundos son gigantes gaseosos o bloques helados. Aunque hay restos rocosos, el contenido en metales es un 25% inferior a lo normal. Para poder construir la Estación Arturo se remolcaron asteroides metálicos por los relés de masa hasta el lugar de la construcción. Muchos de estos asteroides siguen cerca de la estación y las zonas en las que se abrieron minas en ellos, sirven de alojamiento para la población de paso.

El gasto que implicó llevar materiales de construcción hasta el sistema fue aceptable debido al gran valor estratégico que tenía. Arturo tiene tres relés de masa principales, además del secundario hacia el Sol. Esto hace que sea un importante centro de comunicaciones. La Primera Flota de la Alianza tiene su base en la Estación Arturo, desde donde protege el portal que da al Sol y puede reaccionar a incursiones en los tres cúmulos conectados. La estación también alberga tanto el Parlamento de la Alianza de Sistemas como el Cuartel General de su Ejército, y tiene una población permanente de unos 45.000 habitantes.

Actualmente la estrella Arturo está incluida en el halo galáctico, parte de un cúmulo de 52 estrellas que están "pasando" por el disco de la galaxia. En mil millones de años, Arturo estará moviéndose por las profundidades del Espacio Oscuro extragaláctico.


El Relé AlfaEditar

Descubrir la edad de un relé de masa no es tarea fácil. Los relés pueden escudarse para conservar su integridad hasta el nivel cuántico, por lo que tomar una muestra para analizarlos resulta del todo imposible. Los relés también mantienen ciclos de limpieza automática para deshacerse de todas las pistas posibles, aunque los daños o el letargo pueden hacer que estos ciclos se rompan (tal es el caso del relé de Caronte, que apareció cubierto de hielo).

La doctora Amanda Kenson hizo un descubrimiento sorprendente hace poco, al repasar viejos métodos de datar los relés analizando el polvo atrapado en sus pozos gravitatorios. Al comparar la velocidad relativa de los relés con la de las estrellas en las que orbitan, así como el polvo que hay alrededor de los relés latentes con el que hay en lugares conocidos de sus sistemas estelares, Kenson ha podido establecer una cronología de cuándo un relé cruzó el polvo. El resultado remonta los relés a hace millones de años e incluso es posible que algunos fueran anteriores a los proteanos.

Kenson ha concluido que el relé más antiguo se encuentra en el espacio batariano. El apodado "Relé Alfa" se encuentra cerca de la estrella Bahak y es poco común por su alcance potencial y su versatilidad. El Alfa normalmente envía y recibe masas con el alcance de un relé secundario normal, pero, si se ajustan ciertos controles, se alimenta de una cantidad de energía oscura inusitada que podría enviar el cargamento a otros dieciséis relés e incluso adentrarlo mucho en el espacio de la Ciudadela. Las autoridades de la Hegemonía han mantenido esto en secreto, pues temen una represalia de las especies del Consejo, que interpretarían como un acto de hostilidad que se encontrara una nueva ruta a su espacio tan de repente. No hace falta decir que los Segadores no albergan los mismos miedos.


Planeta: AratohtEditar

"No hay nada imposible", reza un póster de propaganda de la Hegemonía en el que aparece un musculoso minero batariano bajo el cielo de Aratoht sin la mascarilla de respiración, como si acabara de quitársela. La imagen resume millones de horas de trabajo humanas en el planeta batariano y representa gran parte de su historia (o da la falsa impresión de ella). Hace dos décadas, Aratoht, como varios planetas del Confín Skylliano, fue reivindicado tanto por el gobierno humano como por el batariano, pero la Alianza se echó atrás después de descubrir los niveles de presión y de oxígeno del planeta, peligrosamente bajos. En vez de ello, centraron sus esfuerzos coloniales en planetas que pudieran sostener la vida humana sin la ayuda de hábitats bajo cúpulas ni sistemas de respiración reciclada. Los humanos consideraron que era un movimiento prudente; los batarianos lo vieron como una cobardía.

Los batarianos estuvieron a la altura del reto de la colonización y enviaron obreros en gran número. Asumieron sin inmutarse los grandes costes financieros y las bajas debidas a accidentes o a los contratiempos logísticos. El vertido a gran escala de cianobacterias ha aumentado el oxígeno en la atmósfera en una fracción del uno por ciento, una modesta subida que la Hegemonía proclama a bombo y platillo como señal de que finalmente lo conseguirá. Los beneficios a corto plazo de Aratoht se sacan principalmente del sector de los minerales gracias a la explotación de la corteza del planeta, muy rica en metales. El lado oscuro de la minería no aparece en el cartel propagandístico: la mayoría de obreros son siervos por deudas o esclavos.

Se rumorea que Aratoht tiene bases militares en la superficie y por todo el sistema solar, aunque el Ministerio de Control de la Información de la Hegemonía restringe muchísimo los detalles. Rara vez llegan al planeta naves mercantes humanas, pues están en franca desventaja ante las compañías locales, que se benefician de una fuerte protección económica. El ciudadano medio de Aratoht solo ve a los humanos en las noticias, normalmente protagonizando historias de juicios y ejecuciones por acusaciones de espionaje.


Planeta: BekensteinEditar

"Más resplandeciente que los diamantes, más caro que la cirugía"; así es cómo los agentes de viaje describen este planeta de puertas adentro. Aprovechando la oportunidad de colonizar planetas tras La Guerra del Primer Contacto, la Alianza de Sistemas escogió Bekenstein como su departamento comercial para producir productos y venderlos en la cercana Ciudadela. Irrumpir en el vasto mercado galáctico resultó complicado; los primeros productos humanos se vendieron por la novedad, después la falta de demanda afecto a la economía de Bekenstein gravemente. Hasta la segunda generación de colonos, el planeta no encontró un nicho de mercado sostenible para sus productos de lujo y de entretenimiento de gran calidad. Una vez logrado el reconocimiento de marca, los alienígenas acudieron en masa a los numerosos puertos espaciales de Bekenstein. El planeta presume de tener el mayor número de millonarios y billonarios per cápita de todas las colonias humanas.

Aunque los delitos más frecuentes suelen ser cometidos por personas de la alta sociedad y sin violencia, Bekenstein no está exenta de un lado oscuro. El índice de suicidios y la inflación son extremadamente elevados en comparación con otros mundos. La tasa de desempleo es engañosamente baja ya que pocos son los que emigran al prohibitivo planeta sin tener un trabajo asegurado, y el coste de la vida es tan elevado que los trabajadores desempleados generalmente se van a otros planetas más asequibles pasados unos pocos meses. Los que se quedan se creen más resistentes, astutos y mejor preparados que el resto; mejor reconocidos y más capacitados para conseguir trabajo en planetas menores. Como dice la canción popular: "Si triunfas en Bek, les tendrás cogidos por el cuello".


Planeta ZoryaEditar

"Lleva armas de fuego y antihistamínicos" es lo que las guías de viaje aconsejan para este mundo jardín exuberante, colonizado en 2160. Las zonas templadas y tropicales de Zorya están repletas de plantas y hongos de todas clases. Por ello, el aire de las zonas más habitables está cargado de polen y esporas, que abarcan desde los más benignos hasta los más mortales. Las colonias diseminadas por el planeta han recurrido a la agricultura de tala y de rozas y quema para crear zonas habitables. En las zonas más rurales, donde hay mayor concentración de esporas, solo habitan los vorcha. Una legislación medioambiental laxa permite que las fábricas y minas florezcan y contaminen generando pocos gastos, ya que la capacidad de carga del planeta supera con mucho el tamaño actual de sus colonias.

Zorya también es la sede de la compañía de mercenarios de los Soles Azules, que domina las fuerzas de seguridad del planeta. Los Soles Azules gozan de una influencia casi ilimitada entre los políticos y jueces del lugar, lo que les asegura que ningún otro contratista militar privado pueda competir económicamente con ellos. Prácticamente en cada colonia hay un centro de reclutamiento de los Soles, cuando no un campo de entrenamiento, aunque ello no ha contribuido a hacer el planeta más seguro. La piratería, las drogas y vicios y la violencia política campan a sus anchas.


Planeta: AiteEditar

"Dos hermosas lunas, un anillo espectacular, ningún vecino"; esto es lo que dice un conocido anuncio sobre este mundo de los Sistemas de Terminus. Aite es conocido por su escasa densidad de población a pesar de ser un planeta jardín con una colonia con casi un siglo de antigüedad. Con un clima apacible, una fauna silvestre no más peligrosa que la de la Tierra y un terreno y bacterias que se adaptan a las plantas importadas, Aite parecería, sobre el papel, un paraíso sin explotar.

Sin embargo, hay dos razones que explican su impopularidad. La primera, y más obvia, es que su luna, Litae, describe una órbita inestable que provocará en los próximos dos siglos un impacto sobre el planeta de proporciones catastróficas. Por ello, todas las inversiones en el planeta son a corto plazo y el mayor negocio consiste en la venta de la fauna y flora local al mejor postor.

La segunda razón es el nivel de violencia existente en el planeta. Como el resto del cúmulo del Agrupamiento Phoenix, Aite fue considerado parte del espacio de la Ciudadela durante la primera oleada de colonización. No obstante, cuando la colonia se independizó y se convirtió en un planeta independiente en 2133, el Consejo renunció al planeta maldito en tan sólo un día de debate. Liberado de cualquier órgano gubernamental legítimo, desde entonces la historia de Aite ha estado repleta de guerras entre pequeñas ciudades estado fronterizas entre sí por sus recursos. El resultado es un peligroso mundo donde se espera que el ciudadano medio sea autosuficiente, hasta el punto de valerse por sí mismos frente a grupos de asesinos, milicias fuertemente armadas e incluso ante las incursiones de geth. Los enfrentamientos son tan frecuentes que el propio nombre del planeta ha cambiado en más de once ocasiones. Como muestra de absoluta indiferencia, los mapas convencionales de la galaxia de la Ciudadela se refieren a este mundo por el nombre dado por los colonos humanos en la última mitad del siglo.

Fuentes Editar


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar